Salud y Medicina

AR en Medicina y Salud

Salud y medicina es una de las aplicaciones más importantes y prácticas de la AR. Algunos de los ejemplos actuales, de lo que está sucediendo en hospitales y en centros de cuidados con la introducción de la realidad aumentada son los siguientes:
Medicina a tiempo real Una operación quirúrgica en vivo se puede realizar por un cirujano que lleva un dispositivo como Gafas inteligentes/ o SmartHelmet en una situación en la que quiere ofrecer la oportunidad a nuevas estrellas de la medicina a aprender sobre el proceso a tiempo real.
El objetivo es que los estudiantes a través de la curva de aprendizaje lleguen a experimentar y a entender y por tanto aprender mucho más rápido. Además, se puede llegar a conseguir que participen en la comunidad global de medicina. Hay 5 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a una cirugía segura y asequible. Hay 143 millones de operaciones simples que necesitarían ser realizadas anualmente, y que requiere y requerirá 2,2 millones de cirujanos, esteticistas y otros especialistas para hacerse cargo de estas operaciones.
AR en Anatomía
ARnatomy está trabajando en algunos proyectos muy interesantes. Uno de ellos incluye una aplicación que utiliza OCR que permite a los usuarios manipular y recibir la información e imagen virtual en realidad aumentada de cada hueso. Dando acceso a información a través de imágenes, texto o/e incluso sonido o video.
AR en soporte de video en medicina
Un cirujano remoto podría esencialmente proyectar sus manos en la pantalla de un cirujano en otro lugar a través del uso de “Smart Glass” o “Smart Helmet” llegando a apuntar y guiar al cirujano local. Ellos hacen algo más que la telemedicina, con la idea de traer la experiencia a distancia a una situación donde se necesita.
AR para encontrar la vena
Una tecnología conocida como AccuVein utiliza un escáner de mano que se proyecta sobre la piel y muestra a las enfermeras y médicos, donde se encuentran las venas y sus válvulas como también sus bifurcaciones en el paciente - o para otros objetivos, como en el caso de los procedimientos cosméticos. Estudios muestran que el 40% del sueros se pierden y incluso los datos empeoran al hablar de niños. Ahora este dispositivo está ya en muchos hospitales y se estima que se ha utilizado en más de 10 millones de pacientes, por lo que encontrar una vena es ahora, 3.5 veces más probable.